3_edited.png

CAMBIO DE HORA (INVIERNO)

El cambio de hora puede afectar a todos, principalmente a los más pequeños.⠀

El próximo domingo día 30 retrasaremos los relojes 1 hora. A las 3 serán las 2.


Si no tuviésemos hijos pequeños, nos alegraríamos porque significaría que podíamos dormir 1 hora más, pero los bebés tienen el reloj interno tan marcado que lo más probable es que se despierten a su hora habitual (que, en este caso, será un hora antes).⠀

Así que os diré cómo podéis hacer un ajuste gradual del horario. A partir de este domingo, podéis empezar a retrasar un poquito la hora de sus rutinas (hora de dormir, hora de despertar, hora de siestas y comidas - si es posible). Lo haremos de 10 en 10 o de 15 en 15 minutos, cada 2 días.⠀


Os daré un ejemplo:


Si la hora habitual de dormir de vuestro bebé es a las 20h30: El domingo y el lunes intentaremos dormirle a las 20h45;

El martes y miércoles a las 21h;

El jueves y viernes a las 21h15;

Y el sábado a las 21h30.

De esta forma, el domingo volverá a dormirse a su hora habitual (20h30).



Y si no queremos hacer nada, no hay problema. Puede que notéis que están más cansados o irritables hasta que se vayan ajustando sus horarios, pero siempre tened en cuenta sus señales de sueño.⠀


Ya veréis como el horario de Invierno es más llevadero en cuanto al tema sueño, ya que tenemos menos horas de luz (aunque no nos guste), y por la noche será más fácil bajar revoluciones antes de ir a dormir.⠀

Pero sobre todo, NO OS AGOBIÉIS. Si no queréis hacerlo, estoy segura de que luego irá bien. Además, el cambio de hora no tiene porqué afectar a todos los bebés.⠀




ISABEL




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo